Clases de flamenco

Clases de flamenco

Clases de flamenco en Madrid. Todos los niveles, niños y adultos.

Niveles: Impartimos clases de flamenco para todos los niveles.
Consulta todos los horarios de las clases de flamenco

Aprende la técnica de brazos, manos, colocación del cuerpo, giros, zapateado, coordinación, estudio del compás y coreografías de los distintos palos según el nivel (tangos, alegrías, soleá,…).

Horarios y Niveles de las clases de flamenco:

INICIACIÓN NIÑOS ( a partir de 10 /11 años):

  • M de 19 a 20 h   Mamen Tejedor

NIVEL INICIACIÓN ADULTOS:

  • M y J: MATINAL de 10 a 11 h   Mamen Tejedor
  • M y J: de 18 a 19 h Aroa Moya
  • L y X: de 18,30 a 19,30 h Mamen Tejedor
  • L : de 20,30 a 21,30 h Mamen Tejedor (Sevillanas)

NIVEL MEDIO:

  • L y V: MATINAL de 10 a 11,30 h   Beatriz Barceló
  • M y J: de 19 a 20,30 h   Aroa Moya

NIVEL AVANZADO:

  • M y J: MATINAL de 10 a 11,30 h (Técnica y coreografía) La Popi
  • J: MATINAL de 11.30 a 12.30 (Tablao) La Popi
  • L y X: de 19,30 a 21 h Aroa Moya

MasterClass de flamenco con La Popi en EXPRESARTE

Los profesores de flamenco de EXPRESARTE Madrid

Beatriz Barceló
Directora y profesora de flamenco y danza española

Beatriz Barceló

Profesora y directora del taller coreográfico en Marta de la Vega. Responsable de la titulación de Ciencias de la Danza en la Universidad Europea de Madrid. Docente del Centro María Rosa.

Mamen Tejedor
Subdirectora y profesora de flamenco y danza española

Mamen Tejedor

Titulada en Danza Española por el Conservatorio de Danza de Madrid. Formadora para los exámenes de Acade. Larga expreriencia como profesora de baile español.

La Popi
Profesora de flamenco y danza española

La Popi

Bailaora de Flamenco. Colaboradora en grandes compañías y con artistas de la talla de EL Güito, Manolete, Blanca del Rey, Carmela Greco, Rafael Amargo, Joaquín Grilo,...

Aroa Moya
Profesora de flamenco y danza española

Aroa Moya

Titulada en Pedagogía de Danza Española y Magisterio de Educación Musical. Bailarina en "Ibérica de Danza", "Ballet Antología", participa en producciones de Ópera y Zarzuela.

Historia del Baile Flamenco

Orígenes del Flamenco

En el flamenco encontramos numerosas influencias de culturas muy diversas, ya que por esta tierra pasaron las más diversas civilizaciones y culturas. Fenicios, griegos, cartaginenses, romanos, judíos, musulmanes, godos y gitanos se han ido durante siglos asentado en esta tierra y con seguridad estas influencias han sido absorbidas en la música y en el baile de nuestra tierra.

El flamenco durante su larga historia ha sido permeable a las más variadas influencias, por ello es tan puro como mestizo.

Entre 1765 y 1860. En esta época encontramos tres focos de importancia que crearían escuela: Cádiz, Jerez de la Frontera, y el barrio de Triana, en Sevilla. Es a partir de esta época cuando el baile flamenco, empieza a tener un sitio entre los bailes españoles que se desarrollan en las escuelas, representándose frecuentemente en patios, ventas y salones privados cuando se celebraban fiestas.

Entre 1860 y 1910 se ingresa en una época más prolífica que se ha llegado a llamar La Edad de Oro del Flamenco. En esta época florecen los cafés cantantes, desarrollando el flamenco todas sus facetas; la instrumental, la de cante y la de baile, hasta fijar definitivamente lo que pudiéramos considerar clasicismo de lo “jondo”. El baile adquiere un esplendor sin precedentes, siendo éste el mayor atractivo para el público de estos cafés cantantes y se da un gran impulso a la guitarra, como complemento fundamental e indispensable para el cante y para el baile.

Entre 1910 y 1955, el cante está marcado por lo que ha llegado a llamarse la etapa de la Opera Flamenca donde mandan los cantes más ligeros como los fandangos y cantes de ida y vuelta (de influencia sudamericana, que trajeron los cantaores que habían sido emigrantes en Latinoamérica). Este camino nuevo que había tomado el flamenco no gusta a todo el mundo y en 1922 un grupo de intelectuales, como Falla y otros artistas de la Generación del 27 crean en Granada un Concurso, con la finalidad de buscar nuevos valores que cultiven el cante jondo auténtico. A partir de 1915, se produce un ciclo de baile teatral de excepcional calidad, llevando el baile español y flamenco por todos los escenarios del mundo.

A partir de 1955 nos encontramos con un Renacimiento del Flamenco, siendo Antonio Mairena su figura principal, con ese rigor interpretativo y su afán investigador y de divulgación de la ortodoxia del cante.

El baile en esta época se desarrolla en los tablaos, que son los herederos de los cafés cantantes anteriores, contando con verdaderas personalidades del baile, que alternan sus actuaciones no sólo en los tablaos, sino en teatros, festivales y otros escenarios.

Los guitarristas, acompañando al cante y al baile adquieren un mayor protagonismo, alcanzando este arte su madurez. El guitarrista es actualmente no sólo acompañamiento, sino solista. Paco de Lucía marca el inicio de una nueva etapa de esplendor sin precedentes, dando a la guitarra una dimensión universal.

El Flamenco hoy

El flamenco sigue evolucionando para convertirse en universal.

De un lado notamos nuevas tendencias de mestizaje con otros estilos musicales de la mano de algunos artistas. A este punto hay bastante polémica; entre los defensores de la conservación de la ortodoxia flamenca, (como ya en su día lo hiciera Falla, y que sirvió para conservar tan valioso patrimonio), y otros más interesados en su evolución y su permeabilidad.

De otro lado, importantes artistas han llevado el flamenco por los cinco continentes, llegando a una nueva era donde los medios de comunicación son testigos de su gracia, su fuerza y su duende. Por ello no podemos ya más afirmar que el Flamenco es una manifestación artística exclusivamente de Andalucía, pudiendo hoy asistir en Andalucía a espectáculos del más auténtico purismo y clasicismo flamenco interpretados por una bailaora japonesa o un guitarrista italiano, ante el respeto de un gran público de entendidos, al mismo tiempo que los más grandes artistas andaluces llevan el flamenco a importantes escenarios en todo el mundo.

Naturalmente sigue siendo Andalucía la capital del flamenco, donde más concentrado se encuentra y donde con más frecuencia se puede disfrutar este arte en su más pura manifestación. Y al ser una música íntima por antonomasia, donde mejor se sentirá, será en ese círculo pequeño de amigos, donde sólo se encuentran una guitarra, una voz, y ese cuerpo bailando en una madrugada, y esto es lo que llamamos “una juerga flamenca”.